La herencia de los camellos

Un jefe árabe dejó en herencia 17 camellos para sus tres hijos, de modo que tenían que repartírselos del siguiente modo:

  • La mitad para el mayor de los tres hijos.
  • La tercera parte para el mediano.
  • La novena parte para el más pequeño de los tres.

Ante la imposibilidad de hacer el reparto de los camellos, acudieron al Cadí. Se trataba de un hombre justo, generoso y un buen matemático.

¿Cómo afrontó el Cadí la situación?

Regaló a los tres hermanos un camello de su propiedad, de modo que eran 18 el total de camellos a repartir. Así al mayor de los tres hermanos le correspondió 9 camellos, al mediano, 6 y al pequeño 2. Pero con esto sobró 1 camello, que naturalmente devolvieron al Cadí llenos de agradecimiento y admiración por su sabiduría.

¿Por qué? Aquí esta la solución:

El Cadi juntó los 17 camellos con el suyo para sumar 18 y realizó el reparto:

  • Le dio 9 camellos al hermano mayor. El testamento indicaba que debía recibir la mitad de los animales (9 es la mitad de 18).
  • Le dio 3 al segundo hermano, porque debía recibir 1/3 de la herencia (6 es un tercio de 18).
  • Le dio 2 al hermano menor que debía recibir 1/9 de la herencia (2 es un noveno de 18).

El anciano sumó los camellos que había repartido: 9+6+2=17. ¡Sobró un camello, que era el suyo!

Esta es una de las curiosidades que puede parecerse a el reparto Salomónico que se comenta en la biblia pero en este caso es mas una curiosidad matemática.

Autor: Curioso

Vivimos en un mundo lleno de curiosidades pero poco a poco iremos encontrando respuesta a cada una de ellas.

, , , ,



2 Comentarios: La herencia de los camellos

  1. Jorge Luis June 21, 2009 el 5:28 pm #

    Jaja, interesante problema matemático. Muy sabio el Cadí

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - June 20, 2009

Leave a Reply